La hipótesis de los universos paralelos y otros datos inútiles

SEGÚN UN RECIÉN PUBLICADO

Los superhéroes ayudan a entender la Física

Christopher Reeve como Superman.
Christopher Reeve como .

Para alcanzar su ‘supersprint’ de 30.000 kilómetros al segundo, Flash, personaje que adquirió su ‘superpoder’ tras ser alcanzado por un rayo, habría necesitado la energía equivalente a la que aportarían 50 millones de hamburguesas XXL.

Ésta es una prueba más de que algunos no contienen un nivel de conocimiento suficiente para poderlos llamar interesantes. Continúa la

Así lo explica el libro ‘La física de los superhéroes’ (Robinbook), recién publicado en España y en el que el investigador James Kakalios demuestra que las hazañas de personajes como Flash no sólo sirven para salvaguardar al de los malvados supervillanos, sino que además pueden ayudar a comprender mejor las leyes de la Física.

El planeta de Superman debería tener un núcleo de la misma materia que las estrellas de neutrones para poder tener una densidad 15 veces superior a la de la Tierra, como sostiene el cómic, lo que también podría explicar su dramático final.

Trepar por las paredes y lanzar telarañas se le daba muy bien a Spiderman, pero la Física era otra historia. En un enfrentamiento con Electro conectó su tobillo a tierra con un cable, pensado que de ese modo no le afectarían las descargas eléctricas que el supervillano era capaz de emitir, sin embargo en el mundo real este gesto le habría convertido en un perfecto pararrayos.

También hay superhéroes y supervillanos que pueden llegar a ser ‘superlentos’ en su aprendizaje.

Tuvieron que pasar 30 años para que el Duende Verde, enemigo mortal de Spiderman, descubriera que lo que mató a la de éste al caer del puente George no fue la velocidad de la caída, sino la gran fuerza que tuvo que aplicar el arácnido para detenerla en su tela de araña en un corto espacio de tiempo.

Pero aunque a veces no lo parezca, los protagonistas de los cómics no siempre son ajenos a leyes de la , experimentos recientes demuestran que es posible detectar los campos magnéticos del e incluso estimular magnéticamente ciertas partes, tal y como hacía hace décadas el Profesor X, quien era capaz de leer la mente, sostiene Kakalios.

Más sorprendente le resulta al autor que "algunos crean que la teoría de los universos paralelos es un concepto serio y viable de la Física teórica".

Los tebeos en los que los protagonistas viajan entre mundos paralelos no están tan lejos del consenso científico actual, lo que demuestra que en ocasiones la realidad puede ser más espectacular que la ficción.
Extraído, no sin cierto remordimiento, de aquí…