No quieras imitar a nadie. No intentes caminar y trabajar con las herramientas de los demás. Toda la felicidad del mundo está en tus manos.