Los Reyes Magos

Le estaba explicando a Sergio cosas de la Navidad, el Belén, los Reyes Magos, etc. porque está muy ilusionado con la Navidad y especialmente con elegir y pedir juguetes a los Reyes y escribirles para luego ir a echar la carta. Cuando llegó su padre le empezó a contar todo lo que habíamos hablado, quien era el Niño Jesús, quienes los Reyes, etc., y yo le dije: «pero Sergio, dinos donde viven los Reyes» y él muy seguro respondió: «En Pryca».

Sergio Alvarez Bartivas
4 años
Madrid (España)
Sigue con más anécdotas simples de niños pequeños…

La percepción del racismo en un niño…
Subíamos en el ascensor de casa y entró con nosotros un vecino guineano. Carlos se le quedó mirandole muy sorprendido por el color de su piel, y al cabo de un momento dijo en alto «mamá, este señor corre más que yo». Yo quería que se me tragara la tierra pero a mi vecino le hizo tanta gracia que hasta le dió un ataque de risa con la ocurrencia. Desde entonces se han hecho muy amigos y cada vez que se ven el buen hombre le dice a Carlos: «¡a ver cuando echamos una carrera!».
Carlos Vicario Añón
cuando tenía 5 años:

Extraído de aquí.

Anécdotas de niños
Muchas ideas de niños sorprenden y deslumbran a adultos.

Mi Patricia Estefania cumplirá cuatro años en octubre, pero ella discute y dice lo que piensa, me dice que le dé su medicina cuando está enferma, sabe a que hora es Bob Esponja aún sin reloj porque antes de que inicie yo salgo a trabajar, pide que la bañe porque dice que después la gente la huele y se siente mal, pide su sopa porque dice que tiene que alimentarse y que no come golosina porque se le daña sus dientes y le duele su estómago, además me recuerda cuando tengo que hacer algo y lo olvido, ella es muy responsable, le encanta dibujar aunque se enoja porque dice que aún no puede hacerlo bien. Mi hija me dice que me case porque quiere que yo esté feliz y que alguien me ame, pero que su papi siempre será su abuelito, ella hace diferencia en lo que a eso se refiere.
Ivonne Espinosa Ubilla, Guayaquil, Ecuador
Mi sobrina a las 2 años le dijeron que si no se portaba bien no la llevarian a McDonalds, Y la niña dijo ¿y a Burger King Sí?…. Creo que el principal problema es educarlos adecuadamente cuando crecen. Al principio nos sorpenden pero despues pueden darnos la vuelta. Nuestra unica arma es la experiencia.
Adolfo, Tijuana, Mexico

Mi hija a la edad de 4 años y haciendo su tarea, me pregunta porque la tuve, para lo que le respondi que yo quise tenerla y los porques y me responde rapidamente, a bueno como tu me quisiste tener entonces ayudame a hacer mi tarea.
Rosaura Miranda Cruz, Estado de México, México

Mi hijo con cinco años le gustaba utilizar frecuentemente en sus conversaciones la palabra «pensamiento». Quise indagar el grado de comprensión que tenía sobre este termino, le pregunté ¿Que es el pensamiento? Ante mi asombro me respondió: son como bolas de colores que salen por la boca formando palabras, si salen por las manos son como los dibujos de mi padre que es arquitecto.
Adriana, Barcelona, España

¿Conocen los «matamoscas»? son usados para matar las moscas que nos molestan, un dia mi hermano menor (4 anos) me pregunto que era y para que servia, una vez que le explique lo tomo y me dijo «entoces te voy a matar», por supuesto que sabia desde antes de preguntar lo que era!!!
Ana, Mexico, Mexico

Cuando mi hijo menor tenía 3 años, tenía mucha dificultad para pronunciar la letra R. La manera en que lo hacíamos practicar su pronunciación, era tratanto que repitiera la palabra ¿carro?. Tanta era nuestra insistencia para que él repitiera la dicha palabra, que en una de tantas ocasiones nos respondió ¿No, mejor te digo avión?.
Eugenia Ramos, Montréal, Canada

Mi hijo tiene 4 años de edad, me hace preguntas como qué hay adentro del cerebro, porqué las personas hablan diferentes idiomas en cada país, que pasa con el cuerpo y la mente cuando alguien muere; si Dios quiere a todos, porqué unos son pobres o no tienen brazos ni piernas (según sus palabras).
Claudia, Morelia, México

Cuando mi niño tenía 3 años de edad, un día me dijo de pronto, que si me moría, yo no debería estar triste por él, a lo que contesté, porqué?! y él me respondió que porque siempre se asomaría a la ventana antes de dormir para verme hecha una estrella y platicaría conmigo para que yo no me sintiera sola.
Claudia, Morelia, México

Mi hijo me dijo un dia antes de dormir que el quería ser dr. y papá, cuando fuera grande. Le pregunté porqué dr. y dijo: para curarte cuando te enfermes. Y papá.. pregunté: para jugar con todos mis hijos…. (tenía 3 años cumplidos).
Claudia, Morelia, México

TENGO UN NIETO CON 4 AÑOS EL NIÑO COLORIABA EN UNA HOJA DE PAPEL EL NIÑO CUANDO HACE DIBUJOS DETALLA EN LOS OJOS SUS PINTURAS BOCA Y GESTOS PREGUNTE A EL DE DONDE ESA IDEAS CON EL DEDO APUNTO SU CABEZA CONTESTO DE AQUI.
FRANCIA CORALES GOMEZ, CD.GUAYANA, VENEZUELA

ME DEJO MARAVILLADA LA MANERA EN QUE LOS NIÑOS HOY EN DIA TIENEN LA CAPACIDAD DE DECIDIR Y CAMBIAR DE OPINION AUN A PESAR DE SU CORTA EDAD. CIERTO DIA MI JEFE LLEVO A SU HIJA DE 4 AÑOS A LA OFICINA ARGUMENTANDO ELLA A SU MADRE QUE AYUDARIA A SU PADRE A «TRABAJAR». ASI QUE BAJO ESAS CONDICIONES ASISTIO ESE DIA A LA OFICINA DONDE LABORAMOS OTRA COMPAÑERA Y YO. DESPUES DE 5 MINUTOS DE HABER LLEGADO LA NIÑA, DADA SU NATURALEZA DE NIÑO, EMPEZO A JUGAR Y A CORRER POR TODA LA OFICINA CON TREMENDOS GRITOS SIN IMPORTAR QUE ESTUVIERAN DE VISITA ALGUNOS CLIENTES. EL PADRE LA REPRIMIO Y LE DIJO QUE ESA OFICINA ES PARA TRABAJAR Y ELLA VINO A TRABAJAR A LO QUE LA NIÑA RESPONDIO: SI PAPA, PERO AHORA HE CAMBIADO DE OPINION Y DESEO JUGAR. VAYA QUE NOS ASOMBRAMOS TODOS AL ESCUCHAR AQUELLO!
gabriela flores, victoria, tamaulipas, mexico

Tengo tres hijos, actualmente ya estan grandes, 26, 20 y 17 años respectivamente, recuerdo con mucha gracia y sorpresa a la vez, que cuando mi hijo Ivan tenía 8 años y mi menor hija Vicky 5 años, ante la insistencia permanente de Vicky de decir que ella cuando grande quería ser «sociales» por no saber decir Sociólogo, Ivan con mucha firmeza le dijo, que no, «no sigas diciendo eso Vicky, tu no sabes, que si tu eres sociologo, vas a estar siempre «pelando» (no vas a tener dinero)», a partir de ese momento Vicky decidió que sería médico, hoy día 12 años despues está lista para ingresar a sus estudios de medicina en Octubre próximo. La anecdota viene a colación, por cuanto yo su madre, soy Sociólogo, y cuando ellos salían conmigo, en general no los complacía comprandole chucherías,yo les decía, simplemente no «tengo dinero», de allí la asociación de Ivan, Sociólogo=no tener dinero. Luego mi esposo, siempre fue mas regalado con los niños, un juguete cualquier cosa él se los compr! aba, los complacía, él es médico=tener dinero. Aun hoy en día nos sigue causando mucha gracia, esta historia de nuestros hijos. Obviamente Ivan tampoco estudio Sociología, se fue por la Ingeniería de Sistemas.Adultos aclaramos y discutimos mucho sobre esta anecdota y sus consecuencias, que él dinero no lo es todo, hay otras cosas importantes como los valores. Los niños y sobretodo, los de esta época, expuesto a cambios y conductas sociales de su entorno, padre y sociedad, establecen un «link» que en ocasiones puede influir sobre sus futuras escogencias profesionales.
Clariza Carvallo, Caracas, Venezuela

La anécdota que le cuento tiene que ver con el cambio producido de una España eminentemente rural a una España urbana. El niño en cuestión era hijo de aquéllos que emigraron del campo a la ciudad. Cada verano, la nostalgia de los padres les hacía volver al pueblo donde nacieron, ambito en que había unas costumbres que al niño urbano ponía nevioso. Como por ejemplo, la de aquellas abuelas del lugar que fusilaban con una pregunta a cada chiquillo que veían: ¿Tú de quién eres? De fulano, de mengana, respondía el interpelado mecánicamente. Pero un día, el chiquillo de ciudad, harto de repetir el nombre de su abuela, de su padre, les dijo: – yo soy mío. Ningún niño jamás les había respondido así a las abuelas, que en voz baja protestaron diciendo que los niños de ahora están sin educar. O tal vez, los chavales de ahora saben cuándo les están haciendo perder el tiempo. Un cordial saludo.
pablo, Leganés, España

Dalia Ventura convocó a los visitantes de BBC Mundo a enviar anécdotas sobre el modo en que los niños interpretan al mundo y a la vida.
Extraído de aquí.