Si llega otro, ¿le podremos hacer sitio? ¿Podremos hacernos cargo de todo? ¿Aunque no llegue bien? Así, los hijos cuando llegan, son una . Y si no llegan, también: es lo que «ESTÁ PREVISTO».