Hablar bajito

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Si alguno preguntara si estamos embarcados en alguna guerra, probablemente escuchara esta respuesta: 

– nooooo.
Estamos tan acostumbrados al regalo de LA PAZ SOCIAL que casi suena mal decir que estamos guerreando. Las guerras europeas ahora se libran lejos del país propios; si es posible con soldados reclutados de allende los mares.
Pero la realidad es otra: en España se libra la guerra de Afganistán, la guerra de Irak y siguen tropas en Bosnia, en Líbano. Esto con un ejército de peso “mosca”.
Contaba uno de los militares esta anécdota que ilustra la importancia del ejemplo y cómo éste arrastra. 
Es una pavada, pero ilustra.

Ejemplo Arrastra
En la guerra de Afganistán, el guía de una patrulla de combatientes Afganos les dice:

¡¡¡alto!!! 
(con voz baja) 
y todos sucesivamente repiten la orden en voz baja hasta el último, y este pregunta : 
– ¿Por qué nos detenemos? – con voz baja y todos pasan la voz al guía. 
– Hay una patrulla del ejercito enemigo. 
– ¿A qué distancia está?- pregunta el último. 
 A un kilómetro de distancia – responde el guía. 
– Pero si está lejísimos ¿Y por qué hablamos tan bajo? – pregunta la tropa. 
El guía responde –yo porque estoy con gripe, ustedes no sé
Más anécdotas: