La vida es una Gynkhana

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

Cómo usar nuestros puntos fuertes en beneficio propio
Conocerse es el primer paso: a través de un riguroso examen de conciencia, determinar nuestras debilidades y nuestras habilidades. Luego se espera que el uso de nuestras fortalezas sea oportuno y prudente, insistiendo tenazmente, a la persona adecuada, en el momento ideal. Podemos sorprendernos del resultado, ya que en este mundo nuestro no existe el “no se puede”: el imposible es posible; como decía el Santo de la cosas pequeñas: todo tiene remedio menos la muerte y, para nosotros la muerte es Vida.

Sigue con la increíble historia de Leadbelly…

Leadbelly

NO ACEPTAR EL “NO” POR RESPUESTA.
Desafortunadamente, Leadbelly conocía bastante bién la cárcel,
y todo empezó cuando fué encerrado en Texas acusado de agresión…pero se escapó en 1916. De poco le valió ésto, ya que dos años más tarde volvía a prisión para cumplir cadena perpetua por asesinato.

Su suerte cambió cuando en 1925 lo pusieron en libertad después de cantar para el gobernador Pat Neff en una visita suya a la penitenciaría.

Desgraciadamente para él regresaba a prisión, ésta vez a la penitenciaría de Angola, en el estado de Louisisna acusado de tentativa de asesinato, pero,…(y ésta vez si era la definitiva), tuvo la suerte de ser descubierto por el investigador John A. Lomax.
Éste le grabó en una canción en la que suplicaba perdón al gobernador de Louisiana, dónde curiosamente, la cara ‘B’ contenía un tema a elección de Leadbelly que finalmente fué “goodnight Irene“.

No se sabe a ciencia cierta si el gobernador lo indultó tras haber oído ese tema, pero lo cierto es que Leadbelly quedó libre al año de suceder ésto, concretamente un 1 de agosto de 1934.

Su verdadero nombre era Huddie Leadbetter, y nació en 1889 en el estado de Louisiana en el seno de una familia de granjeros mitad cherokee y mitad negro.

Pronto su tío Bob le despertó el interés por la música y fue el encargado de enseñarle a tocar la guitarra y el acordeón (además se manejaba bastante bién con el piano, la armónica y el violín).
Solía tocar en fiestas y reuniones, basando su repertorio en canciones de iglesia, cantos de trabajo, baladas, etc… acompañado por una guitarra de doce cuerdas que había adquirido en Texas: de hecho él mismo se hacía llamar “el rey de los guitarristas de doce cuerdas del mundo“.

Su descubrimiénto vino de la mano de John A. Lomax cuando en 1933 lo encontró en la penitenciaría de Angola, en Louisiana y lo grabó para los archivos fonográficos de la Biblioteca del Congreso, ya que por aquel entonces, John se dedicaba a ir por todo el sur recopilando e investigando acerca de los orígenes de la música negra.

Leadbelly ha sido sin duda alguna un punto de referencia para muchos, como John Lee Hooker (en lo refentente al modo de vida “hobo” iniciado por Huddie), Sonny Terry, Woody Guthrie, y los mismísimos Creedence Clearwater Revival , que versionearon su “the midnight special“. Fué además el primer músico de flok-blues que hizo conciertos para un público blanco fuera del sur, y también el primero en dar un concierto en Europa.

Si queréis discos suyos, lo mejor que podríais hacer es conseguir un buen recopilatorio en donde aparecieran temas como “goodnight Irene“, “Jean Harlow”, “blood done signed my name”, “cotton fields” o “rock island line“. Leadbelly murió en New York en 1949.

Extrajimos la anécdota de aquí…

Más anécdotas: