por Lucetta Scaraffia el 23/03/2020 18:32

En estas semanas de una epidemia que todavía parece seguir creciendo en Italia, no solo mueren médicos y enfermeras, sino también sacerdotes. Cincuenta, hasta ayer. Casi todos se concentraron en el norte del país y, principalmente ancianos, pero también algunos más jóvenes. De sus escasas biografías se desprende que, a pesar de la edad avanzada, no pocos seguían activos, de diversas maneras, para compensar la del clero.

La misión del sacerdote es una elección vital total, que nunca termina: los sacerdotes nunca se jubilan. Por eso, el virus los cazó. Porque su vida estaba inmersa en la de sus comunidades, y es probable que algunos de ellos se infectaran, sin darse cuenta o conscientes del peligro mortal, para ofrecer la extrema unción a un enfermo o simplemente atenderle en sus necesidades. Por ejemplo, confesarle.

Fuente de la noticia: https://www.vidanuevadigital.com/blog/los-otros-martires-del-coronavirus-50-sacerdotes-muertos-en-italia-lucetta-scaraffia/