Texto del libro Historia de España contada con sencillez (José María Pemán).

España sale al mundo

España saliendo ya de sus fronteras e influyendo en el mundo. Lo mismo pasa, poco después, con el nombramiento del primer papa español: San Dámaso. Casi al mismo tiempo es elegido emperador de Roma otro español, de tierras segovianas: Teodosio. Este se convierte al cristianismo, y enseguida arregla con el papa, español también, que el cristianismo sea la oficial de todo el mundo romano. Este suceso es obra de dos españoles. España había salido de sus fronteras y decidía en las cosas del mundo.

Esto de salir una nación fuera de sí misma e en las otras, es lo que se llama, con palabra que ahora se repite mucho, Imperio. El Imperio no es preciso que sea conquista militar de otras tierras, puede ser también dominio e influencia de nuestra fe, nuestra o nuestro espíritu en otros pueblos o gentes. Al contaros, pues, en este capítulo, de ese obispo español que defendía la fe por el mundo, y de ese papa y de ese emperador españoles que decidían que Roma se hiciera cristiana, os estoy contando los primeros pasos imperiales de España.