Me aburro en misa (segunda parte)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La primera parte sobre aburrirse en misa: https://www.anecdonet.com/07/28/me-aburro-en-misa/

Si te aburres porque…

  • El sacerdote es mayor y no se le entiende. Cuanto más mayor, más sacramento de nuestra Fe.
  • El cura es un rollo. Pues a pesar de todo, Sacramento de nuestra Fe.
  • Utiliza un lenguaje elevado, que habrá que traducir. También Sacramento de nuestra Fe.
  • Estoy distraído,  pensando en la compra, en el deporte, en algo profesional, en aquel chico o chica, o me quedo atrás.

TODAS LAS MISAS SON SACRAMENTO DE NUESTRA FE.

Cuando las señales que vemos  y oímos son menos claras, tanto más Sacramento de nuestra Fe.

La Misa vale lo mismo, aunque el sacerdote sea muy Mayor y no se le entienda lo que dice. Vale lo mismo que la del Obispo, lo mismo que la del Papa. Es el mismo Jesucristo el que se entrega por nosotros y por todos los hombres.

LA SOLUCIÓN ESTÁ EN LA CONCENTRACIÓN Y PARTICIPACIÓN

Empezamos limpiando el corazón. Dile al Señor: Soy una mala persona, te fallo, no te puedes fiar de mí, ando en malas vidas, soy un enclenque, no he madurado todavía, Tú lo sabes bien, dime, ¿qué tengo que hacer?

ESCUCHA MI PALABRA

Quédate con una sola Frase. Por Ejemplo: De que le aprovecha al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma. Memorízala, asimílala, verifícala, analízala, dialoga con el Señor  y   repítela muchas veces y después, si estás de acuerdo, hazla vida, y te comprometes con pequeños propósitos.

Llega el momento de ofrecerle al Señor algo. Y tú dices ¿qué le voy  a regalar  al Señor, si él tiene de todo? Hay una cosa que Jesús no tiene y le encanta tener. Dale tus pecados, tus penas y alegrías. Le gustará, se pondrá muy contento.

Suenan las campanillas anunciando que se va a proceder al MILAGRO. Cristo se va hacer presente en el altar. Arrodíllate. No te quedes de pie. Adóralo, y di: SEÑOR MIO Y DIOS MIO. YO TE ALABO SEÑOR.

Rogamos por los vivos y los difuntos.

Nos damos la Paz. Vino un japonés a casa de un cristiano. Este le invitó a la fiesta de los cristianos (La Misa) Cuando llegó el momento de la Paz, vio como  se besaban, se saludaban, se abrazaban y dijo: Como se quieren los cristianos. No te lo creas, es solo un rito. No se quieren de verdad. Que para Ti sea un signo de amor y de amistad.

Nos acercamos a recibir a Jesucristo en la Comunión. Quiere hospedarse, alojarse en tu corazón, como lo hizo en casa de Zaqueo, Marta y María. Seguro ha encontrado tu casa limpia y adornada. Después de darle gracias y conversar  con ÉL, hazte más amigo suyo.

¿Cómo pagaré yo al señor todo el bien que me has hecho? Siendo sus testigos, cumpliendo con tu deber, dando ejemplo.

La misa no termina aquí en la Iglesia, ahora la empezamos a vivir. Queremos compartir la vida divina, que llevamos dentro.

Fuente: Blog de Don Paco

Más anécdotas: