LA UTILIDAD DE LOS ENFADOS


VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA:
El odio perjudica al que odia.
LA UTILIDAD DE LOS ENFADOS
Este es un coche de la policía que se aparca en mitad de una recta muy larga para detectar con el radar a los que van con exceso de velocidad. Al cabo de un rato, pasa un deportivo rojo y el radar marca: 250 km. por hora!. De inmediato inician la persecución, mientras le dice un policía a otro: 
– Verás como se estrella cuando llegue a la primera curva. 
En efecto, cuando llegan a la primera curva el deportivo se ha salido de la carretera y ha ido a pararse 200 metros más allá, en mitad del sembrado. Los policías se acercan y uno de ellos empieza a gritarle al hombre que estaba ahí:
 
– ¿Pero está usted loco?, ¡conduciendo a 250 por hora!, ¡Se le va a caer el cabello!. A ver, el carnet de conducir, los papeles del coche. 
A lo que el conductor responde, con voz sollozante: 
– No tengo carnet… no sé si éste coche tiene papeles… 
 

El policía le dice, todavía más enfadado: 
– ¿Pero cómo que no lo sabe?. ¿Cómo es posible que lleve un coche sin carnet y sin saber donde están los papeles?. 
Y el conductor le responde:  
– No lo sé, yo estaba sembrando…