En los d√≠as en que un helado costaba mucho menos, un ni√Īo de 10 a√Īos entr√≥ en un establecimiento y se sent√≥ a una mesa. La dependienta puso un vaso de agua en frente de √©l.

¬ę¬ŅCu√°nto cuesta un helado de chocolate con almendras?¬Ľ pregunt√≥ el ni√Īo. ¬ę50 c√©ntimos¬Ľ, respondi√≥ la mesera. El ni√Īo sac√≥ su mano de su bolsillo y examin√≥ un n√ļmero de monedas. ¬ę¬ŅCu√°nto cuesta un helado solo?¬Ľ, volvi√≥ a preguntar.

Algunas personas estaban esperando mesa y la mesera ya estaba un poco impaciente. ¬ę35 c√©ntimos¬Ľ, dijo ella bruscamente. El ni√Īo volvi√≥ a contar las monedas. ¬ęQuiero el helado solo¬Ľ, dijo el ni√Īo. La mesera le trajo el helado, y puso la cuenta en la mesa y se fue.

El ni√Īo termin√≥ el helado, pag√≥ en la caja y se fue. Cuando la mesera volvi√≥, empez√≥ a limpiar la mesa y entonces le cost√≥ tragar saliva con lo que vio. All√≠, puesto ordenadamente junto al plato vac√≠o, hab√≠a veinticinco c√©ntimos… su propina.