Quiénes somos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (31 votos, media: 3,71 de 5)
Cargando…

Anecdonet es la historia de dos amigos que se dieron cuenta de la necesidad de encontrar maneras de expresar ideas abstractas. Como hacía Jesucristo, con una parábola, una historieta o más propiamente, con una anécdota con intención.Pensamos en que nuestra contribución era hacer el mayor bien posible sin cobrar un céntimo. Y eso era nuestro…
Leer más


Alzheimer y memoria

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,33 de 5)
Cargando…

UN POQUITO CONFUNDIDO… (Se me ha ido la memoria) Me miro al espejo, me noto y sé que aún vivo, que no estoy entre los muertos; parece mentira que sea el mismo aquel que tú conociste… Además me estoy volviendo olvidadizo, y también más confundido. Pues, a veces, no puedo recordar, cuando estoy al pié…
Leer más


Una birra, por capricho

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,82 de 5)
Cargando…

Ante la puerta de una agencia de transportes de Hamburgo (Alemania), dos hombres acababan de cargar un camión, cuya mercancía deberían llevar aquella misma tarde a un almacén de Harburg. La población enclavada al otro lado del río Elba. Konrad Wolnik conducía el camión. De anchas espaldas, alto y robusto, con un genio endiablado y…
Leer más


Sin vergüenza

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando…

La semana pasada me contaba una persona que vive en Costa de Marfil lo que le pasó a un amigo médico. Éste subía en el ascensor del hospital. Iba abarrotado de gente. De repente una señora dice: ¡uy!, pero si son las 12, vamos a rezar el ángelus. Con gran respeto, musulmanes y protestantes se…
Leer más


Trabajo repartido

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,25 de 5)
Cargando…

Un sacerdote estaba predicando el sermón en la misa, cuando ve que en la primera fila un señor se está quedando dormido. El cura se enfada y sube el tono de voz para despertarlo. Como éste no se despierta, le dice un niño que estaba a su lado: – Despiértame a ese señor. – ¿Y…
Leer más


Criticar me ensucia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,60 de 5)
Cargando…

Cuenta un relato lo que le sucedió a Paco, un niño de 8 años. Un día, después de clase, entró enojado en su casa. Su padre, al verlo entrar, lo llamó para hablar. Antes que su padre hablara algo, Paco dijo irritado: “Papá, estoy conmuchísima rabia y enojado con Joaquín”. Su padre, un hombre sencillo…
Leer más


Curva cerrada

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Un individuo va con su mujer a las cuatro de la mañana, conduciendo borracho– ¡Mariano, ten cuidado! -dice la mujer asustada-.– ¡Tú tranquila, que yo controlo!– ¡Mariano, Mariano, cuidado, una curva cerrada!– ¿Y que te creías, que a las cuatro de la mañana iba a estar abierta? Para un conductor borracho incluso la mayor recta…
Leer más


Propietario incierto

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, media: 4,92 de 5)
Cargando…

Un jefe de una sección de una empresa, hombre suspicaz y quisquilloso, se quejaba ante la junta directiva porque, según él, los empleados no le tenían el debido respeto. Una tarde al salir del trabajo se dirigió a un “Todo a un euro” y se compró un letrero con esta inscripción:– “Aquí mando YO”Muy satisfecho…
Leer más


Los viejos son desconfiados

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

A veces se muestra la realidad desnuda, sin esconder nada El pintor griego, Zeuxis presumía ante su rival artístico Parrasio de haber pintado en un cuadro unas uvas tan reales que los pájaros intentaban picotearlas. Parrasio le apostó que era capaz de realizar una pintura más perfecta que aquella. Cuando Zeuxis llegó al estudio de…
Leer más


Basta una cebolla, pero con todo el corazón

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

Basta una cebolla ¿Conocen ustedes la fábula rusa de la cebolla? Cuentan los viejos cronicones ortodoxos que un día se murió una mujer que no había hecho en toda su vida otra cosa que odiar a cuantos la rodeaban. Y que su pobre ángel de la guarda estaba consternado porque los demonios, sin esperar siquiera…
Leer más


Más:
Otra forma de leer consiste en deslizar a la izquierda para ir a lo más reciente o deslizar a la derecha para ir a lo más antiguo.