La verdad sobre las aldeas Potemkin

La verdad no depende de quien la cuente, sino de ella misma. Cada cual debe buscarla y encontrarla. ¿A quién le gusta que le engañen en el precio de un ? Eso se llama timo.

Una ilustra esta idea de la de la verdad

, vivió entre 1739 y 1791 era de origen humilde, entró en el , y llegó a ser un hombre muy poderoso gracias a convertirse en el favorito de la reina de Rusia Catalina II.

Fue el de las aldeas de Potemkin. Tras la conquista de Crimea por parte de Rusia frente a los turcos, Potemkin organizó un viaje de su real amante por el territorio conquistado, para que comprobara in situ lo feliz que era el pueblo bajo su dominio. Catalina II visitó varias aldeas felices y prósperas, en la que sus habitantes la recibían cantando y bailando. De lo que no se dió cuenta la reina, es que estos ciudadanos tan felices, eran siempre los mismos, y que formaban parte de un espectaculo montado por Potemkin para transmitirle una idea totalmente distorsionada de la realidad.