Todos los estados de Estados Unidos en los que es legal la pena de muerte prohíben la ejecución de mujeres embarazadas. Además, la Alianza Internacional de las Naciones Unidas sobre los Derechos Civiles y Políticos declara que «la pena de muerte no debe… ejecutarse en mujeres embarazadas«. La gente discute si quienes han sido juzgados culpables deben ser o no condenados a muerte, pero todos coinciden en que los inocentes no deben ser condenados a muerte. No aplicar la pena capital a una mujer culpable por la única razón de que está embarazada es reconocer que dentro de su cuerpo hay un niño inocente.

FUENTE: https://www.religionenlibertad.com/vida_familia/476610647/AEsta-todo-dicho-sobre-el-aborto-Ocho-preguntas-originales-y-sus-correspondientes-respuestas.html