«La anticoncepción es hacer el amor sin hacer el niño; la fecundación in vitro es hacer el niño sin hacer el amor; el aborto es deshacer el niño; y la pornografía es deshacer el amor». 

Cardenal Alfonso Lopez Trujillo

La Iglesia es la «formadora» de la conciencia de la sociedad. 

La despierta y hace con la sociedad lo que hace con nosotros un confesor o un/a director/a espiritual: le recuerda lo que necesita en cada instante: precisamente los aspectos en que menos quiere reflexionar, por que van mal…
Es por eso, por no buscar la comodidad de las personas sino la «verdad» que nos lleva a ser libres que la Iglesia es molesta. Un estorbo para muchos: por que remueve en su maltrecha conciencia… 
Ya pueden insultarla, buscarle defectos… 
No importa: la Iglesia tiene su misión y la cumple.