Tanto
alcanzas cuanto esperas.

S. Agustín