Epitafio
de un converso en un cementerio de Ginebra:

       
«Yo no temo a la muerte pues he visto morir a muchos, lo que temo
           es la
inmortalidad
»

Anónimo

TEMOR AL JUICIO DE DIOS