novisimos,
Muerte

      De
nuestro matrimonio me veo tentado a decir que era demasiado perfecto para
durar. (…) Este asunto ha alcanzado su propio nivel de perfección. Ya ha
llegado a donde estaba llamado a llegar. Así que no hay razón para que se
prolongue. Como si Dios dijera: ‘Está bien, habéis hecho una obra maestra de este
ejercicio. Estoy muy contento de ello. Y ahora ya estáis capacitados para
acceder al próximo’. Una vez que ha aprendido uno a hacer ecuaciones de segundo
grado y a divertirse haciéndolas, no hay porqué seguir demorándose en ello. El
profesor nos incita a progresar.

C.S. LewisUna pena observada