El sabio está dispuesto a cometer los errores necesarios para lograr su objetivo, pero ni uno más. Cualquiera, por cauto y precavido que sea, puede resbalar y caer hasta en el terreno más llano.

Libros de Bernabé Tierno