Asunción de la Virgen María

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,38 de 5)
Cargando…

Un ángel se aparecía a la Virgen y le entregaba la palma diciendo: “María, levántate, te traigo esta rama de un árbol del paraíso, para que cuando mueras la lleven delante de tu cuerpo”. Poco después, los Apóstoles se sintieron arrastrados por una fuerza misteriosa que les llevó hasta el lecho donde la Madre de su Maestro aguardaba la venida de la muerte. De repente se oyó un trueno fragoroso, la habitación se llenó de perfumes y apareció Cristo. Mientras los coros angélicos cantaban dulces melodías, el Hijo decía a su Madre: “Ven, escogida mía, yo te colocaré sobre un trono resplandeciente, porque he deseado tu belleza”. Las vírgenes iniciaron el desfile, tras ellas iban los Apóstoles y en medio caminaba San Juan, llevando la palma simbólica. Al tercer día, los Apóstoles oyeron una voz muy conocida, que repetía “La paz sea con vosotros”. Era Jesús, que venía a llevarse el cuerpo de su Madre.

Más anécdotas: