Es imprescindible que encuentres «el porqué» de tu vida, esa razón para vivir que dé sentido pleno a tu existencia, y podrás soportar mejor los momentos más críticos y difíciles. Fíjate un objetivo vital realista. Cultiva a diario el buen humor, el sentido del humor, la risa y la sonrisa fácil y un carácter afable y, a ser posible, divertido. Busca fuentes de alegría. Potencia al máximo la resiliencia, esa capacidad de recuperarte, reponerte y reinventarte ante las situaciones más dramáticas y críticas. Si te caes diez veces, levántate quince y vuelve a empezar con renovadas energías tantas veces como sea necesario. El que resiste gana.

Libros de Bernabé Tierno