Santa Rosa de Lima

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Es la primera mujer declarada santa de todo el continente americano. Recibió una seria educación humana y una sólida formación en la fe. Desde pequeñita tuvo una gran inclinación a la oración y a la meditación y quería dedicarse a amar a Jesucristo. Se propuso ser monja agustina, pero Dios tenía otra misión para ella. Con 20 años encontró su camino y comenzó a estudiar la vida y a imitar a Santa Catalina de Siena. Construyó una cabaña en la huerta de la casa de sus padres donde se va forjando como mujer de “contemplación en lo secreto”. Hizo grandes penitencias. Se propuso mortificar su orgullo, su amor propio, su deseo de aparecer y de ser admirada y conocida. Casi hacía ayuno continuo y dormía sobre unas tablas. Los últimos años vivía continuamente en un ambiente de oración mística. En los países latinoamericanos se celebra el 30 de agosto, mientras que en España se recuerda tal día como hoy, día de su fallecimiento.

Más anécdotas: