La religiosa abordó a los jóvenes cuando estaban a punto de irse sin pagar de un restaurante porque no tenían dinero suficiente para pagar la comida

Fuente de la noticia https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2020-09-11/monja-frena-simpa-tres-jovenes-bar-sevilla_2744176/

Lo primero que se les pasó por la cabeza fue la típica broma de lavar los platos del bar. Pero, después, uno de ellos planteó la posibilidad de irse a la carrera y sin pagar, lo que coloquialmente se conoce como ‘hacer un simpa’. Solo tenían que esperar el momento en el que los camareros estuvieran distraídos para salir de estampida.

Cuando ya lo tenían todo preparado, apareció en escena una que había estado de al lado todo el y que se había enterado de todos sus planes: «¿Os parece bonito lo que queréis hacer? ¿Sois conscientes de que si os vais sin pagar son los camareros los que tienen que pagar vuestra gracia?» Los tres jóvenes no supieron dónde meterse. Sin embargo, aquella mujer no avisó a los camareros de lo que estaba pasando, sino que preguntó a los jóvenes cuando les faltaba para pagar y se ofreció a poner la diferencia. Aunque rechazaron la ayuda en un primer momento, no les quedó otra salida que aceptar y, finalmente, pagaron la cuenta entre todos y se marcharon del bar dando las gracias a aquella desconocida.

Lo que no sabían es que esa mujer era una monja, una religiosa Teresiana de nombre Mari Carmen. Gracias a ella pudieron hacer frente a la cuenta y marcharse dignamente del bar: una lección que estos tres jóvenes tardarán en olvidar.