Triunfar o morir


Hernán Cortés hizo famosa la frase «Quemar las naves» al expresar su determinación de salir victorioso a como diera lugar, sin punto de retorno.
Uno de los hechos de la historia de Hernán Cortés que han tenido singular importancia debido a que se han vuelto elementos clásicos en la vida cotidiana es, sin lugar a dudas, el episodio de la quema de las naves
La quema de las naves se usa como una frase que expresa una decisión que se mantendrá suceda lo que suceda debido a que no hay vuelta atrás. 
Lo mismo le ocurrió a Hernán Cortés cuando envuelto en el conflicto de la conquista y ante una posible sublevación por parte de algunos soldados de su ejército que veían la posibilidad de regresar a Cuba, decide eliminar cualquier duda y posible medio de escape: Cortés quema o «barrena»(hunde) los barcos en los que había llegado. 
De esta manera la expedición de Cortés adquiere un nuevo matiz: triunfar o morir.

Sin embargo, encontramos a Bernal Díaz, historiador de la expedición, quien nos cuenta que Cortés no las quemó sino que las hizo hundir sacando primero de ellas cualquier tipo de provisión. 
No obstante, era claro que no se podrían usar de inmediato y el hecho mantiene su poder simbólico de total compromiso con la victoria. 
Cualquiera que haya sido el método, la frase de quemar las naves se ha quedado para la posteridad.
La conspiración
La causa principal de esta medida fue la conspiración que tramaba un grupo simpatizante de Diego Velázquez que planeaba robar un barco para ir a Cuba, informar de la situación y de ahí enviar a los procuradores de Velázquez y el tesoro a España. 
El hecho fue informado a Cortés, afortunadamente para él, por un miembro arrepentido de la conspiración y decidió hundir las naves para remover cualquier tipo de tentación similar. 
Cabe también decir que ahora que proyectaba internarse en el mismo corazón del imperio Azteca era mejor tener la espalda segura y no arriesgarse a encontrar una rebelión en el puerto.
El incidente según Cortés, en sus cartas de relación, escribe:
«So color que los dichos navíos no estaban para navegar, los eché a la costa por donde todos perdieron la esperanza de salir a la tierra y yo hice mi camino más seguro…»
Fuentes:-Grandes biografías. Hernán Cortés.