Ciudad del Vaticano, 12 de noviembre de 2015 (Vis).-El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi SJ, declaró a última hora de la tarde de ayer cuanto sigue:
»La Gendarmería del Vaticano, en su condición de policía judicial, había informado a la Magistratura vaticana de que la actividad desarrollada por los periodistas Gianlugi Nuzzi y Emiliano Fittipaldi, podía considerarse como una posible participación en el delito de difusión de noticias y documentos confidenciales previsto por la Ley n.IX SCV, del 13 de julio 2013 (artículo 116 bis).
Durante el proceso de instrucción la Magistratura ha adquirido elementos de prueba de la participación en el delito de dichos periodistas, que ahora están siendo investigados por ese motivo.

Los jueces instructores examinan también la situación de otras personas que, por razones de oficio, podrían haber cooperado en la adquisición de los documentos confidenciales en cuestión».