«Cuando en vez de amenazar se razona; cuando el dueño de la casa es Dios; y cuando no se siente miedo, sino que todos se quieren, entonces nace la familia».

()