, más conocida como Santa Cecilia (en latín, Sancta Caecilia), según el Martyrologium hieronymianum, fue una noble romana, convertida al y martirizada por su fe en una fecha no determinada, entre los años 180 y 230.

Los celebran su memoria de manera obligatoria el 22 de noviembre, e incluyen su nombre en una de las plegarias eucarísticas de la misa —la eucarística I—. Los ortodoxos también la conmemoran en la misma fecha.

En la Iglesia , es patrona de la música, de los poetas, de los ciegos (junto con de Siracusa), de los municipios de Alfafara ( Valenciana, España), y Villalán de Campos (Comunidad de y León) que tiene una iglesia Herrera de Valdecañas (Provincia de ), en dicha localidad también hay una iglesia consagrada a ella y de las ciudades de Albi (Francia), Omaha (), Mar del Plata () y del municipio de Estanzuela (), entre otras.[cita requerida]

En honor a ella, un importante movimiento de renovación de la música sacra católica de finales del siglo XIX recibió el nombre de cecilianismo.