(en francés, Geneviève, latín: Genovefa, latinización del fráncico *kenowīfa o *Kenuwefa, formado de keno, ‘género’ o ‘raza’, y wefa, ‘esposa’) (Nanterre, c. 420 – París, c. 502, según las fuentes y la tradición) fue una virgen francesa, venerada como santa por la Iglesia . Fue nombrada patrona de la ciudad de París y de su . Su vida es conocida gracias a una Vida de Santa Genoveva escrita hacia 520, alrededor de dieciocho años después de su muerte.