“Bienaventurados los que se rían de sí mismos porque se lo pasarán muy bien en la tierra”.

()