La a unos americanos que le pedían un consejo que les ayudara de verdad en su vida:

—Sonrían. Lo digo completamente en serio.

(Madre Teresa de Calcuta)