Doscientas

Es cuestión de entrenarse (desde Nigeria)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

La vida es entrenamiento valor de la mortificación. Ocurrió en la Casa de Retiros de Iroto, Estado de Ogún, Nigeria. Ese día el Gobernador del Estado de Ogún, Sam Ewang, había revisto visitar la Casa de Retiros y Centro Rural […]


Si no creemos en Dios acabaremos creyendo cualquier cosa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando…

Si no creemos en Dios acabaremos creyendo cualquier cosaDios es la necesidad más imperiosa que el hombre lleva dentro. Su huella va impresa en lo más profundo de nuestro ser. Por eso, quien no tiene a Dios, inventa su “dios”.Los […]


¿DÓNDE ESTABA DIOS EL 11-M? (Ateísmo, dolor)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

¿DÓNDE ESTABA DIOS EL 11-M?  José Ramón Ayllón    Elie Wiesel, el periodista que acuñó el termino Holocausto, tenía doce años cuando llegó una noche, en un vagón de ganado, al campo de exterminio de Auschwitz.  Entonces vio un foso del que subían […]


EL BELÉN QUE PUSO DIOS (15)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
Cargando…

15. La Corona Eres toda hermosa, y no hay en ti mancha. —Huerto cerrado eres, hermana mía, Esposa, huerto cerrado, fuente sellada. Veni: coronaberis. —Ven: serás coro­nada (Cantar de los cantares 4, 7,12 y 8). Si tú y yo hubiéramos […]


Nueva Siderurgia y la fe de un pueblo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: POCAS COSAS consuelan tanto al hombre como saber que otros hombres han pasado por lo mismo que él. Nueva Siderurgia y la fe de un pueblo La fe del pueblo polaco y su temple a la […]


Biblia | Capítulo 32 | Génesis 32

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Capítulo 32: Génesis 32 32 1 A la madrugada del día siguiente, Labán abrazó a sus nietos y a sus hijas, los bendijo, y regresó a su casa, 2 mientras que Jacob prosiguió su camino. De pronto, le salieron al […]