Resultados de la búsqueda para: Vallejo Nágera Juan Antonio



ANTE LA DEPRESIÓN . TODO LO QUE HAY QUE SABER SOBRE LA ENFERMEDAD DE NUESTRO TIEMPO (VALLEJO-NÁGERA, JUAN ANTONIO)

«Tengo una depresión» o «mi mujer está deprimida» son frases que se oyen con mucha frecuencia. También es habitual que el enfermo se queje de que nadie le entiende. El profesor Vallejo-Nágera es autor de este profundo libro en el que, con un lenguaje claro y sencillo, nos explica las causas de las depresiones, sus distintas formas, su evolución y tratamientos, a la vez que nos enseña a entender esta misteriosa enfermedad y los sufrimientos y necesidades del deprimido. También nos explica cómo deben tratar al deprimido quienes lo rodean y qué no hay que hacer ni decir para que familiares y amigos resulten efectivos en la curación del enfermo. Ante la depresión para hacer frente a lo que se ha dado en llamar la enfermedad de nuestro tiempo.

ANTE LA DEPRESIÓN (VALLEJO-NÁGERA, DR. JUAN ANTONIO)

Un libro profundo y claro en el que se explican las causas de las depresiones, sus distintas formas, evolución, los tratamientos adecuados y cómo entender esta misteriosa enfermedad. Un libro insustituible para todo el que convive con un deprimido.

CONÓCETE A TI MISMO (VALLEJO-NÁGERA, JUAN ANTONIO)

El prestigioso doctor Vallejo-Nágera nos acerca a los problemas psicológicos de nuestro tiempo así como a sus tratamientos. Un libro que le ayudará a conocerse mejor y entender el porqué de tantas preguntas. El reto más importante del ser humano.

YO, EL REY (VALLEJO-NÁGERA, JUAN ANTONIO)

En el año 1808 José Bonaparte conversa en Bayona con el emperador Napoleón; se entera de las intrigas de la familia real española y se dispone a ser buen rey para aquel país desconocido para él. Mientras, van llegando noticias sobre las atrocidades de la guerra en toda la península. Cuando entra en Madrid, José I comprenderá que todo lo que haga va a ser inútil.

APRENDER A HABLAR EN PÚBLICO HOY . CÓMO CAUTIVAR Y CONVENCER POR MEDIO DE LA PALABRA (VALLEJO-NÁGERA, JUAN ANTONIO)

Hablar bien en público es una capacidad que se puede cultivar, y casi cualquier persona con el adiestramiento adecuado puede hacer un buen papel en este terreno. Por supuesto hay gentes que «nacen», como existen personas de constitución atlética, Hércules sin esfuerzo; pero todos hemos conocido a algún amigo de apariencia más bien frágil que se empeñó en convertirse en un sansón y que con tenacidad se transforma en un forzudo. La posibilidad de expresarse efi cazmente en público está al alcance de cualquiera. Y hablamos de expresarse eficazmente, no de ser «un gran orador». Pero los grandes oradores están pasados de moda; en la apresurada vida actual casi nadie tiene tiempo de escucharlos. Buscamos pues la oratoria eficaz? Y para eso necesitamos dos cosas que se combinan: dar una impresión favorable y hacer sugerentes las ideas. Cautivar y convencer, lo demás son músicas celestiales.