Crónica de un accidente en bici

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

‘Hombre lento’ Microrrelato de J. M. Coetzee El impacto le alcanza por la derecha, brusco y sorprendente y doloroso, como una descarga eléctrica, y le hace salir disparado de la bicicleta. «¡Tranquilo!», se dice a sí mismo mientras vuela por los aires (¡vuela por los aires sin ninguna dificultad!) y, en efecto, nota que los…
Leer anécdota


Un desastre de carpintero

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

El carpintero chapucero Un carpintero ya entrado en años comentó a su Jefe sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida retirada con su esposa y disfrutar de su familia. El iba a extrañar su cheque mensual, pero necesitaba retirarse. Ya superarían esta etapa de alguna manera. Continúa el microrrelato…
Leer anécdota


Cruzando el umbral de la vida

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Tinieblas V engo de muy lejos. ¿De dónde? Todo son tinieblas. Oscuridad aterradora. Si pudiera abrir los ojos. Razono que quiero ver. Tengo la voluntad de ver. Pero no puedo. Los párpados. ¡Oh, los párpados! Cómo pesan. No, no se mueven. ¿Estaré ciego? ¿Y dónde estoy? Puedo pensar. Estoy pensando. Y tengo frío y miedo….
Leer anécdota


Una chica muy guapa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,88 de 5)
Cargando…

La castidad debe ser alegre, si no, no es virtud… Cuentan que, después de su primer día de trabajo en el palacio del Emperador de China, los eunucos salían llorando, con una cajita entre las manos. La lucha debe estar lejos de las puertas de nuestra alma: en la vista, por ejemplo. He aquí un…
Leer anécdota


Mi primer asesinato (conciencia, libertad, pubertad)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 1,83 de 5)
Cargando…

Mi primer asesinato Todo el mundo debe, antes o después, violentar su conciencia de niño.  Es ley de vida. Nadie empieza por lo grande, pero pocos están dispuestos a admitirlo. Contemplemos la metáfora de mi primer asesinato…      Tenía catorce años.  Era señor de mi vida, excepto en casa, donde mi tía soltera, que…
Leer anécdota


MICRORRELATO DEL HOMBRE QUE LLORABA

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA: “Cuando el hombre no se encuentra a sí mismo, no encuentra nada” (Johann W. Goethe) AUTOCOMPASIÓN ÉSTA ES… Ésta es la triste historia de un hombre que se disolvió en sus propias lágrimas, que, ¡por cierto! nada significaban.