Usa la cabeza

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

En un pueblo grupo de personas se divertía a costa de un pobre hombre, que vivía de pequeñas dádivas y limosnas. Diariamente ellos llamaban al hombre al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una de 1 euro y otra de dos euros. Él siempre escogía la menos valiosa, lo que era…
Leer anécdota


Si lo hubiera sabido…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando…

Un soldado que pudo volver después de haber peleado en la guerra de Vietnam, les llamó por teléfono a sus padres desde San Francisco. “Queridos papás voy de regreso a casa, pero  voy a pediros un favor. Traigo conmigo a un amigo que me gustaría que se quedara a vivir con nosotros”. Ellos contestaron, “Nos encantaría…
Leer anécdota


La abuelita sabía cómo hacer una mujer…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Mi Querida Nieta: ¡Que rápido pasa el tiempo! Me parece que fue sólo ayer cuando cantaba canciones de cuna para hacerte dormir. Aún recuerdo cuando me buscabas ansiosa para que te contara o leyera algunos cuentos de hadas. Hoy ya eres toda una mujer y tienes tu propio hogar. Ahora eres tú la madre y…
Leer anécdota


El ojo que todo lo ve

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,33 de 5)
Cargando…

EL OJO QUE TODO LO VE El maestro llevó delante de la clase una pecera de cristal donde nadaba un pececillo. -Decidme niños, -les preguntó- ¿Qué haría este pececillo para esconderse de vosotros? -No puede hacer nada, gritaron los niños. -Pero – ¿Por qué no? Insistió el maestro. -Porque nosotros lo podemos ver a cada…
Leer anécdota


Zarra: no se subió a la parra con el éxito

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 1,40 de 5)
Cargando…

Su fama como rematador superaba los límites. En una ocasión, con motivo de un partido internacional amistoso entre Suecia y España en el año 1951, las calles de Estocolmo aparecieron empapeladas con la siguiente leyenda: “Vea usted la mejor cabeza de Europa, después de la de Winston Churchill”. Era tal la fama que tenían los…
Leer anécdota


¿Quién no ha sufrido el síndrome de Diógenes?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Nos referimos a la intimidad de nuestra conciencia.Son muchos los que coleccionan listas negras o listas de agravios (incapaces de perdonar o de mirar hacia adelante, de pasar página). O lo que es peor: una colección de acciones inmorales de su vida pasada que les sigue a todos sitios; es más, en nuestra estulticia podemos…
Leer anécdota


Sacrificio de cuaresma y no-sacrificio no-de-cuaresma

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 3,75 de 5)
Cargando…

La cuaresma nos lleva a privaciones por el bien del alma. A tratar al cuerpo con rigor para que sea el alma el auriga y que no sea éste el que controle. Y hay gente que utiliza el castigo corporal como forma de superar las crisis familiares, llamar la atención, agresión en la escuela, la…
Leer anécdota