Síntomas

Grados del Alzheimer

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,86 de 5)
Cargando…

He aquí los cuatro grados en los síntomas de Alzheimer: 1. Olvidar los nombres. 2. Olvidar lugares. 3. Olvidar subirse la bragueta. 4. Olvidar bajársela. ¿En cuál estás tú? Por respeto, no escribo los de las mujeres…


La historia de J. Walker

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,33 de 5)
Cargando…

Dios sale de su escondite en el Camino de Santiago Cuando sale Dios y se deja ver es tremendo, maravilloso. Voy a contar una experiencia del Camino a pie a Santiago de verano 2005, agosto. Llegábamos cansados a aquel albergue. […]


Besos peligrosos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,43 de 5)
Cargando…

La carne de cerdo está prohibida en Israel y países islámicos, por así evitar las enfermedades porcinas (como la tenia o solitaria). Así como el sexo indiscriminado tiene efectos morbosos (de morbo: que tiene o produce enfermedad) también tiene unos […]


No es posible vivir sin sufrimiento

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

No es posible una vida sin dolor. El dolor forma parte de la vida, aunque nos contraríe. Si faltara habría muchas cosas que no entenderíamos, caeríamos en un inusitado infierno, que se describe a continuación (en Leer más…) El mundo […]


Frases para pensar y repensar

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Frases de oroLo importante no es como se dice, sino lo que dice. El contenido es lo central. Pero si no se expresa bien, si no se exterioriza en el momento adecuado, de la manera esperada, en un lugar lógico, […]


Enfados: ahora no respiro

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,25 de 5)
Cargando…

Los enfados son casi siempre contraproducentes. Aunque tenemos el testimonio de que Jesucristo mismo se enfadó (echando a latigazos a los mercaderes del templo), también sabemos que el enfado fue producido por razones de amor a Dios (lo que en […]