El síndrome del jefe infernal

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,29 de 5)
Cargando…

El síndrome del jefe infernal Se puede dirigir al jefe, en caso de que sea malo-malísimo: eligiendo el tipo de preguntas, para teledirigir la respuesta; diciendo que sí y haciendo lo que uno quiera; filtrando la información, de tal manera que no haya reacción desfavorable… Pero lo más importante es no dejarse comer en todos…
Leer anécdota


En tiempo de desolación nunca hacer mudanza

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

“En tiempo de desolación nunca hacer mudanza, mas estar firme y constante en los propósitos y determinación en que estaba el día antecedente a la tal desolación, o en la determinación en que estaba en la antecedente consolación. Porque así como en la consolación nos guía y aconseja más bien el buen espíritu, así en…
Leer anécdota


Llamamiento de Cardenales, patriarcas y obispos de todo el mundo a la Conferencia sobre el cambio climático

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ciudad del Vaticano, 26 de octubre de 2015 (Vis).-Esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha tenido lugar la presentación del ”Llamamiento de los cardenales, patriarcas, obispos y representantes de las Conferencias Episcopales de las diverssd partes del mundo a los negociadores de la Cop 21” (Conferencia de las Partes sobre…
Leer anécdota


Cardenales, patriarcas y obispos de todo el mundo lanzan un llamamiento a los negociadores de la COP 21

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Ciudad del Vaticano, 26 de octubre de 2015 (Vis).-Esta mañana en la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha tenido lugar la presentación del ”Llamamiento de los cardenales, patriarcas, obispos y representantes de las Conferencias Episcopales de las diverssd partes del mundo a los negociadores de la Cop 21” (Conferencia de las Partes sobre…
Leer anécdota