ACABAR LA MARATHON


VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA:

SI TODO me estuviera
permitido, me perdería entre tanta libertad.


VIDA CRISTIANA.- LA CARRERA

 

En 1992, los Juegos Olímpicos de verano se celebraron en Barcelona, España.
Uno de los corredores de la carrera de 400 metros planos era un atleta inglés
llamado Derek Redmond.

 Había entrenado durante
años para competir en las Olimpíadas. Pero mientras corría a toda velocidad
bajo un calor moderado, de repente se lastimó el tendón de la corva y se
desplomó a la pista con mucho dolor.

Decidido a seguir, Derek logró ponerse de pie. Iba cojeando hacia la
meta cuando su padre descendió por la pared y saltó a la pista. Antes de que
nadie pudiera detenerlo, Jim Redmond llegó a donde estaba su hijo.

El joven corredor se apoyo sobre el hombro de su padre al tiempo que se
tambaleaba para terminar la carrera. Toda la multitud se puso de pie y vitoreó
a los dos hombres.

Cuando cruzaron la meta, fue como si el corredor, su padre y los espectadores
lo hubieran logrado juntos.

 

Lectura: Hebreos 11,29‑12  “Corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús. . . .Hebreos 12, 1. 2.


El escritor de Hebreos nos alienta a correr la carrera de la fe y a perseverar hasta el fin siguiendo el ejemplo de aquellos que han ido antes que nosotros. Necesitamos todo nuestro vigor espiritual para terminarla, pero no corremos la carrera solos.Cristo mismo nos ayuda a llegar a la meta. Por tanto, «.  despojémonos de todo peso y. . . corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante” .           ( He.12,1).



Valores – 


No es la noción de valor, en consecuencia, una noción general regida por una Idea singular que nos llevaría a un solo tipo de valores, sino una noción analógica acunada a la luz de la pluralidad y versatilidad de lo existente que es expresable desde la complejidad como algo bueno, o verdadero, o justo, o santo, o saludable, o bello, etc. calificativos que denotan de suyo un contenido valioso y que vienen a integrar lo que genéricamente se denomina el universo de los valores que-por serlo-es universal y plural. Por eso es posible hablar con sentido de valores materiales y espirituales, o-desglosados-de valores religiosos que tienen que ver con la religación del hombre con Dios y el culto y adoración que le es debido; valores intelectuales que tienen que ver con el conocimiento y el descubrimiento de la verdad por parte del hombre; valores morales que tienen que ver con el cultivo del bien enraizado en la libertad, las virtudes éticas y el amor; valores sociales que tienen que ver con la convivencia y la vida del hombre en la polis; valores estéticos que están vinculados con el mundo del arte y la apreciación de lo bello; valores vitales que se cultivan en relación al cuidado de la salud y la propia vida; valores económicos que surgen con el uso del dinero y la creación de la riqueza; valores ecológicos que tienen que ver con el trato político y no despótico de la naturaleza física y el medio ambiente (los llamados ecosistemas), etc. El cultivo de estos valores vía la práctica de las diversas virtudes por parte del hombre forja al hombre creyente o santo, al hombre pensante (científico o filósofo), al artista, al hombre sociable, al amante de sus tradiciones, al político, al patriota, al hombre sano o deportista, al hombre rico o administrado, al ecologista (hombre preocupado de su habitat natural), al hombre bueno, al hombre libre, democrático, comprometido, etc. sin que con ello se quiera decir que el favorecimiento de algún tipo de valores excluya o deba dejar de lado a los demás valores. Si así ocurriera el hombre no se desarrollaría de manera integral, sino parcelariamente, con lo cual se le privaría del cultivo de diversas zonas de la educación y de la cultura que -por serlo- resultan siempre valiosas. Hortensia Cuéllar Universidad Panamericana, México. Los hombres y las mujeres a veces descubren que es difícil encontrar a la pareja deseable para el matrimonio. Puede ser cierto. Pero hay otro componente en la situación: no es sufucuente encontrar a la persona adecuada, nosotros debemos ser la persona adecuada. H Jackson Brown Jr. El pequeño libro-tesoro para la vida Sobre el Matrimonio y la Familia.