Son ya muchos los que dicen que en Cataluña no es racismo lo que hay. Es supervivencia. Si hay gente que llega de lejos y está dispuesta a trabajar por la mitad, los habitantes locales deben emigrar a otras partes de Europa para poder trabajar… ya que no tienen trabajo en casa. Y eso les molesta terriblemente. En parte esta es una sociedad pendular y compulsiva; visceral. Si uno no suelta lo que piensa, lo que le oprime (especialmente cuando es de justicia) acaba explotando. Y entonces se cometen muchas torpezas, pues uno no piensa. ¿Por qué no decimos lo que pensamos? ¿Por qué no discutimos?

Os dejo con un enlace para bajarse el vídeo de una señora que realmente dice lo que piensa, de los musulmanes…
No se corta un pelo…