Si pudiera vivir nuevamente mi vida en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más. Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos tendría más problemas reales y menos imaginarios…
Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos no te pierdas el ahora.
Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas; si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.
Si pudiera volver a vivir, comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño. Y jugaría más con niños, si tuviera otra vez la vida por delante. Pero ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.

Jorge Luis Borges, escritor argentino.