Foto de La cámara de Salva.

«Nosotros solo podemos ser verdaderamente «creativos», y por tanto, creadores, si lo somos en unión con el Creador del universo. Solo podemos servir verdaderamente a la tierra cuando la tomamos las instrucciones de la palabra de Dios. Y entonces podemos perfeccionar y hacer avanzar al universo y a nosotros mismos».

(Ratzinger, Creación y pecado)