Es un santo muy popular en Suiza. Nació en 1417 y, aunque se sentía llamado a la vida eremítica, desempeñó funciones civiles y militares. Se casó y tuvo cinco hijos y cinco hijas. Entró en contacto con los Gottesfreunde (amigos de Dios), un movimiento religioso alsaciano. Con 50 años se trasladó a Alsacia y, más tarde, se retiró a Ranft, un lugar desierto cerca de Flüe, donde sólo salía para escuchar misa y cuando la patria lo necesitaba. Su oración más frecuente era: “Señor mío y Dios mío, aleja de mí todo lo que me aleje de ti. Señor mío y Dios mío, concédeme todo lo que me acerque a ti. Señor mío y Dios mío, líbrame de mí mismo y concédeme poseerte sólo a ti”.