Algunos investigadores del antiguo Egipto dicen que las pirámides las construyeron unos extraterrestres con la ayuda de los judíos, que ya entonces andaban esclavizados por esas tierras. Por lo visto, esos marcianos también colaboraron activamente en la difusión de la religión cristiana, llegando incluso a imponer a San Pablo como ideólogo-jefe. Por cierto, San Pablo también era extraterrestre.


Ata, el alien de Atacama, mide tan solo 15 centímetros, pero su esqueleto tiene un desarrollo equivalente al de un niño de 6 a 8 años de edad.

La cabeza posee una forma extrañamente alargada, solo suma diez pares de costillas en vez de doce, y tiene ojos enormes y ovalados. Durante una década ha sido conocido con el nombre de Atael alienígena de Atacama, pero es hora de darle un nuevo nombre. Un análisis completo de su ADN llevado a cabo por científicos de la Universidad de Stanford ha revelado todos sus secretos. Ata no es un alien. Y tampoco es un fraude. La verdad es igual de enigmática y fascinante.

Ata es un esqueleto momificado humanoide que fue encontrado en el año 2003 cerca de una iglesia en una población abandonada del desierto de Atacama, en Chile. Estaba envuelto en una paño blanco con un lazo violeta.

Más información de la noticia en https://computerhoy.com/noticias/life/descubren-quien-es-alien-atacama-gracias-adn-77973