Religión y superstición en las bodas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
Cargando…

Hay gente que son muy buenos y muy creyentes… de hecho se creen lo que no deben. Es el caso de tanta gente buena que no distingue entre manifestaciones reales de la religión y supersticiones fruto de invenciones humanas.

No es extraño ver en la Catedral de Valencia embarazadas dando diez vueltas a la catedral: si creen que eso automáticamente les atrae un buen parto, están siendo supersticiosas. Dios no es una máquina de botellines de agua: echas una moneda y ahí sale… no.
Las que dan las vueltas como penitencia, buscando la ayuda de Dios, mendigándola… bien eso es una muestra de religiosidad. Dios no está sujeto al hombre, aunque le puede hacer caso; de la misma manera que uno hace más caso a los que tiene más cerca.
A continuación te mostramos algunas anécdotas sobre las bodas que están presentes con frecuencia. No hay que creérselas… pero hay quien se las cree y les otorga el honor de “señales de Dios“. Eso es superstición…

El matrimonio empezó siendo una ceremonia popular mucho antes de ser algo religioso. En efecto el matrimonio es un fenómeno humano. El realizar la ceremonia religiosa implica: Poner a Dios como testigo de ese amor; pedirle su bendición. Y prometer actuar en todo momento de acuerdo con las leyes de Dios para el hombre. 

A continuación os dejamos con algunas de las supersticiones y tradiciones más habituales de las bodas, no obstante, no os las creáis… Supersticiones y tradiciones en bodas
►   En el siglo XVI las novias no podían maquillarse porque se pensaba que al maquillarse, el novio podría ser engañado y ser todo un fraude.
►   El hecho de besarse al final de la ceremonia viene de tiempos lejanos. En la antigüedad se pensaba que al besarse se mezclaban las almas.
►   Se dice que atando objetos al coche de los novios se alejan los malos espíritus.
►   La mayoría de abuelas dicen que si llueve el día de la boda es porque no le rezaste a Santa Clara.
►   También se dice que si lloras el día de tu boda nunca más lo harás.
►   La tradición de ponerse la alianza en el dedo anular es porque  antiguamente se pensaba que en ese dedo pasaba la vena que unía al corazón.
►   Se dice que si te pones una moneda en los zapatos atraerás la buena fortuna.
►   La tradición de lanzar arroz a los novios es porque así se los bendecía con muchos hijos.

Extraído de aquí.


Más contenido: