UN BURRO VOLANDO


VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA:
Un amor a Dios, que se aleje de la preocupación por los hermanos, es una gran mentira, un frasco indigno de un cristiano.
Dos gallegos hablan de vacas. 
Para su sorpresa pasa un burro volando; pero no comentan nada. 
Al cabo de un rato pasa otro; se miran pero no reaccionan. 
Al pasar un tercero, uno de los dos espeta al aire: deben de tener el nido cerca…

AHONDAR, SIN ACEPTAR LAS COSAS ASÍ COMO ASÍ
ANÉCDOTA DE DEDICAR TIEMPO A PENSAR