LA ESCUELA SEGÚN EL DIABLO


Hace muchos años en algún país el diablo hizo su aparición, el traía una idea en la cabeza y trataba de convencer a la gente. 
 


¡Los niños aman la ! 
 
¡Les gusta comprobar que la actividad sirve para algo! 
Entonces haremos de tal manera las cosas que su actividad no tenga ningún objeto – dijo el diablo. 
 
 
¡Les gusta manejar objetos, servirse de las manos! – comentó una más. 
 
¡Les gusta razonar! 
 
¡Les gusta hablar! 
Que guarden silencio, ¡Prohibido hablar! 
¡Les gusta investigar la ciencia! – dijo alguien por ahí. 
Hay que dárselas hecha. 
¡Ah! Y sobre todo ¡reír! 

Continúa…


 ¡ENGAÑAR! ¡! ¡MENTIR!