Einstein y Charlot 

Ser franco 

Einstein se encontró con Charlot en una fiesta y le dijo:

-Lo que admiro en usted es que su arte es universal, todo el mundo lo comprende. 

Charlot le respondió: 

-Lo suyo es mucho más digno de elogio: todo el mundo lo admira y practicamente nadie lo comprende.