Un reconocimiento al utrerano que coordinó las tres morgues provisionales de Madrid

Fuente de la noticia https://sevilla.abc.es/provincia/utrera/sevi-reconocimiento-utrerano-coordino-tres-morgues-provisionales-madrid-202102170749_noticia.html

José María Martín Corrochano, en la actualidad de la Unidad Militar de Emergencias (UME), ha formado parte de misiones humanitarias en terribles conflictos armados en lugares como Bosnia o Irak, pero nunca olvidará los momentos que tuvo que vivir en la primavera de 2020 en su propio país. El utrerano fue el encargado de coordinar las tres morgues provisionales que se tuvieron que instalar en Madrid para acoger la gran cantidad de cadáveres de personas fallecidas por  que desbordaron todas las previsiones. Corrochano, junto a sus hombres, ante la de que los familiares de estas personas fallecidas estuviesen cerca de sus seres queridos, se encargó de velar durante noche y día a «estos soldados caídos en combate», tal y como él mismo los denominó.

Su enorme tarea, que tuvo como las instalaciones del Palacio de Hielo, ha sido recientemente reconocida en un acto celebrado en Madrid, donde ha estado presente el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el que el comandante, junto a representantes de otros colectivos que han realizado importantes tareas a lo largo de la pandemia, ha recibido la medalla al Mérito de la Civil.

(…)

José María Martín Corrochano representa a la perfección el de la Unidad Militar de Emergencias, una dotación especializada del español, entrenada para intervenir en los momentos más complicados y que en la primera ola de la pandemia realizó una labor en todo el país, custodiando morgues, desinfectando calles, interviniendo en residencias de ancianos o de apoyo a las diferentes fuerzas de seguridad del estado. Una labor que estos profesionales siguen realizando, después de haber intervenido también de manera destacada en las tareas de ayuda para restablecer la normalidad tras los estragos de la tormenta «Filomena».

Además… (Visto en Facebook y pone los pelos de punta)

Este señor desconocido, es D. José Martín Corrochano, comandante de la UME y responsable de la puesta en marcha del Palacio de Hielo como morgue improvisada con su equipo de 150 personas. Ha y liderado despliegues en riadas, incendios y otros desastres en los últimos años, y en esta ocasión se encargó de las tareas funerarias y traslado de los féretros.

A diario, leía uno por uno, los nombres de todos los fallecidos y rendían honores como si de soldados de sus propias filas se tratara, deteniéndose uno a uno frente a ellos, la mayoría de días con 150 fallecidos. Al ser un hombre creyente, él personalmente hacía una oración por ellos, a diario, como el mismo dice, su único interés es que los familiares de los fallecidos sepan que los suyos no han estado solos en su adiós.

Ordenó trasladar los féretros únicamente de 4 en 4 aunque hubiera que hacer el triple de viajes diarios, para que no fueran amontonados en las furgonetas, porque los muertos merecen un respeto. Su equipo dice que fue el primero en entrar y el último en salir del Palacio de Hielo.