La Iglesia tiene necesidad de la fidelidad de los esposos

(RV).-  «El testimonio más eficaz sobre el matrimonio es la vida ejemplar de los esposos cristianos». Lo escribió el Papa Francisco en su tweet de ayer publicado en su cuenta de Twitter @Pontifex. Mientras ya el martes pasado, también mediante Twitter, el Obispo de Roma animaba a los jóvenes a no tener miedo de casarse.

Se puede afirmar que esta atención del Papa por la familia es permanente, también porque en los últimos días, Francisco utilizó dos veces esta red social para subrayar la centralidad del matrimonio y de la familia en la vida de la Iglesia y de la sociedad.  Se trata de publicaciones que en un período que suele dedicarse al descanso por las vacaciones y a la diversión, recuerdan de todos modos cuánto la familia, que será  protagonista del próximo Sínodo, que se celebrará en el mes de octubre en la Ciudad del Vaticano, sigue estando en el corazón del Santo Padre.

Por otra parte, al tema específico del matrimonio el Pontífice ya dedicó dos catequesis de sus audiencias semanales, concretamente las del 29 de abril y 6 de mayo.

En la primera, recordamos, el Papa Bergoglio destacó la obra de arte que representa el matrimonio, en el que se refleja el amor infinito de Dios. Y, al mismo tiempo, Francisco no dejó de detenerse a considerar las dificultades que hoy propone a la vida familiar la llamada «cultura de lo provisorio«.

Ante tantos jóvenes que no se sienten capaces de casarse, fue su exhortación, la Iglesia debe interrogarse y buscar caminos que devuelvan la confianza en el proyecto de un lazo irrevocable, decía el Papa.

Mientras en su catequesis del 6 de mayo, Francisco se detenía sobre la belleza del matrimonio. Y afirmaba: «Es conmovedora y tan bella esta irradiación de la fuerza y de la ternura de Dios que se transmite de pareja a pareja, de familia a familia».

Una vez más, el Santo Padre ponía de manifiesto que la Iglesia también tiene necesidad de la fidelidad de los esposos a la gracia de su sacramento. Palabras que se relacionan con el último tweet sobre este tema, en el que el Papa recuerda que el testimonio más eficaz sobre el matrimonio es la vida ejemplar de los esposos cristianos.

Sobre esta afirmación, Radio Vaticano pidió un comentario a Monseñor Pietro Maria Fragnelli, Obispo de Trapani y Presidente de la Comisión para la Familia de la Conferencia Episcopal Italiana, quien dijo ante el micrófono de Alessandro Gisotti:

«Parece muy bello que el Papa nos invite a mirar esta realidad de los esposos cristianos que con su vida dispersan los grandes temores que son culturales, o psicológicos, que suelen ser alimentados en nuestro tiempo. Recuerdo la catequesis de finales de junio en que el Papa decía que no faltan, gracias a Dios, quienes, sostenidos por la fe y el amor a sus hijos, testimonian su fidelidad en los lazos en los que han creído por más que a veces parezca imposible hacerlos revivir».

«El Papa insiste en esta dimensión de la eficacia del testimonio y creo que es lo que se pide hoy, cuando se dice que los jóvenes ya no tienen puntos de referencia. Sustancialmente se dice esto: que faltan testigos que sean capaces de hablar, sin palabras, pero con su vida, tanto en el ámbito pedagógico, en la escuela, como en el de la justicia, o en el de la calidad de las relaciones o en la capacidad de crear jerarquías de valores creíbles dentro de la vida de la pareja y de la familia».

Mientras sobre la importancia de lo que afirma el Papa con vistas al esperado Sínodo, Monseñor Fragnelli afirmó:

«El Papa nos ofrece dos criterios. Nos dice que es necesario ver la realidad de las familias con la mirada de Dios que jamás deja de mirar con amor, y amor misericordioso toda situación. Y, además, pide a toda la Iglesia, a nuestras Iglesias locales, a las parroquias, pero diría a todo bautizado, que se ponga al lado, y también en silencio, a escuchar; o sabiendo estar delante y, por tanto, abriendo pistas, impulsando las situaciones, incluso las difíciles; o estando detrás, con humildad, animando y sosteniendo en las dificultades que las familias no logran resolver solas. Y esto significa un cambio de mentalidad, un cambio de cultura que no va en la dirección del individualismo sino que va en la dirección de la solidaridad, del pleno compartir que el Evangelio genera en el corazón humano y hace posible estos testigos eficaces, como lo dijo en el tweet, de vida ejemplar de los esposos cristianos».

«Todo esto no es un sueño, es posible. El Papa nos invita a tener un corazón grande, ojos abiertos a las situaciones que están en camino y a las que tienen necesidad de ser acompañadas para que reanuden el camino».

(María Fernanda Bernasconi – RV). 

(from Vatican Radio)