Anécdotas de egoísmo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

VARIAS DE EGOÍSMO

Le quieren llamar “individualismo” pero, fuera de correcciones políticas, se llama egoísmo llano.

Egoísmo en las aulas:
– Un niño jugaba a polis & cacos: en su carrera podía salvar a otros o simplemente asegurarse su salvación. Ahí gritó: por mí, por mí, por mí…
– El niño que se comía el bocata en el oratorio con Jesús, el único amigo que no le pedía bocados…
Egoísmo vario
– En el tanatorio velan a un chico de mediana edad. Un ruido familiar desde dentro del ataúd: el móvil, que no se lo habían sacado del bolsillo… (menos mal que el mando de la tele no suena)
– Conversación entre marido y mujer: (la mujer) yo ya tengo mi opinión formada al respecto y no serás tú el que me la cambie con tus argumentos…
Continúa con más anécdotas de egoísmo…

– En mi casa las decisiones importantes las tomo yo y las de peccata minuta, mi mujer… lo único que en los últimos doce años no ha habido ni una decisión importante…
–       – ¿Ya estoy harto de ti, sorda endiablada! – dice él.
       – Yo también te quiero mucho mi cielo… – responde la sorda.
– Definición de egoísta, pidió la profesora.
       – El mal compañero que se olvida de pensar en mí, respondió un alumno realmente egoísta.
Más anécdotas: