Egoísmo

¡Qué poca humanidad!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Es increíble lo mala gente que podemos llegar a ser… Un hombre muere de un infarto en Madrid y le desvalijan en plena calle Un hombre de unos 50 años murió el pasado jueves 9 de enero en Madrid al sufrir un […]


¿Qué dice la Iglesia sobre las drogas?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Publicamos a continuación el Mensaje del Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, S.E. el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Uso indebido y el Tráfico ilícito de […]


El secreto de la escopeta (secreto de confesión)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,43 de 5)
Cargando…

 De cómo se guardan los secretos de la confesión El secreto de la trompeta sucedió en una pequeña aldea de Rusia, y fue de confesión.   Maquinaba el sacristán de una parroquia cómo asesinar a un hombre sin que nadie […]


LA TRAMPA DEL MONO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,67 de 5)
Cargando…

 La trampa del mono     La posibilidad de verse uno atrapado por los bienes de la tierra a costa de la propia libertad puede ilustrarse con el siguiente ejemplo. Se trata del sistema empleado por algunas tribus africanas en la […]


LOS DEMÁS Y YO

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

VIRUTAS DE MADERA PRECIOSA:  FE ES   saber que existe un océano porque hemos visto un arroyo  YO.-  EL OTRO Y YO  ¿Te has dado cuenta de que..? Ø  Cuando otro actúa de esa manera, decimos que tiene mal genio; pero […]


CUÁNDO NOS ENCONTRAMOS CON DIOS

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Cuando se le preguntaba a san Francisco de Sales donde había encontrado a Dios, decía allí donde me deje a mi mismo; y allí donde me encontré a mi mismo, perdí a Dios.   Don Vital LehodeyEl santo abandono, pág. […]